Frío polar


Frío polar
Hay un cartel de heladeras en un edificio de la calle Perú casi Av. Belgrano, justo enfrente al edificio que debía haber sido la embajada Astro-Húngara a principios de siglo XX. En este aviso de 1939 puede leerse:”Heladeras Polaris. Frío polar en su hogar.” Y aparece una dirección: Perú 362. Su imagen muestra una heladera enchufada a la zona polar (supongo que es lo que quieren mostrar) de un planeta Tierra con ojos, nariz y boca que no parece muy contento (tal vez porque no le resulta muy gracioso los gases tóxicos que usaban los refrigeradores. En fin, no creo que sea por eso que no parece contento).
El aviso parece de los años cincuentas o sesentas. Y tal vez lo sea ya que está pintado sobre un edificio antiquísimo recuperado por la Secretaría de Cultura y donde ahora funcionan, supongo, oficinas de la misma. Lejos de ser un capricho, la subsistencia de dicho aviso, la encuentro expresa, muy a propósito, como si al refuncionalizar el edificio hubiese existido una intención de conservar también parte de la historia escrita en sus paredes. Sólo en paso del tiempo deterioro su superficie.

El “patio porteño”, hueco que quedó sin edificar o que fue víctima de las normas edilicias de nuestros códigos de edificación, en la esquina de Av. Belgrano y Perú nos delata la presencia, desde varias cuadras atrás, del susodicho cartel decida recuperar el edificio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Podés dejar tu comentario cliqueando en "Anónimo" si no tenés cuenta de gmail.
Luego, escribís las letras que aparecen en un recuadro y finalmente aceptás en "Publicar comentario".
Ojo, suele tardar un rato hasta que se cargua el comentario.